FANDOM


2.- Las artes escénicas como obras dramáticas Editar

== A. Texto principal ==

Una obra dramática es un texto escrito –o de transmisión oral- que recoge un material lingüístico (parlamentos de un unos personajes o parlamentos y acotaciones) destinado a una representación y, por tanto, ajustado a las convenciones propias del teatro, lo que le otorga un carácter diferente al de los otros textos literarios, independientemente del proceso de comunicación en que entrará este texto.

En el lenguaje dramático predomina una estructura dialógica, que implica tener siempre un “tú” al cual constantemente se interpela. El interlocutor se identifica mediante expresiones calificadas como vocativos, ubicadas en el texto entre comas. El mundo se “representa” directamente ante el lector o el espectador (en el caso de que esté representada), a través de las diversas formas del discurso de los personajes: diálogo, monólogo, soliloquio y aparte:

a)        Diálogo: intercambio de mensajes entre dos o más personajes, alternando los papeles de emisor y receptor. Se presenta a través de los parlamentos de los personajes, o voces dramáticas.

b)        Monólogo Es la forma de discurso que permite que un personaje solo en escena pueda expresar sus ideas sin dirigirse a nadie, sino como revelación de su pensamiento más íntimo.

Hoy en día el término monólogo se ha puesto de moda gracias a las intervenciones que ciertos humoristas realizan sobre un escenario ante el público. Se trata de un recurso teatral desgajado del contexto de una obra dramática, que demuestra el gran rendimiento que puede ofrecer como reflexión o información a los espectadores.

c)        Soliloquio: Es también una forma de discurso para un personaje que está solo en escena, pero la ligera diferencia que tiene con respecto al monólogo es que el personaje dirige sus palabras a alguien.

Muchos autores no advierten diferencias entre monólogo y soliloquio, ocupándolos como sinónimos.

d)        Aparte: forma discursiva en donde un personaje habla en voz alta, suponiendo que los otros personajes presentes en la escena, no lo escuchan, estableciendo, además, una cierta complicidad con otro personaje o con el público. Muchas veces, en estos apartes se manifiestan sentimientos o pensamientos personales.

e)        Mutis: se conceptualiza como el silencio de un personaje que señala su retiro de la escena.

f)        Voz en off: Cuando se habla fuera de escena.

g)        Coro: se daba en el teatro grecolatino, en ciertos momentos de la representación; era la voz de la conciencia del personaje, el narrador o una comunidad de personas. Este personaje colectivo solía poner el punto final a cada uno de los episodios en los que estaban divididas las obras dramáticas.

== B. El texto secundario ==

No se ve ni oye durante la representación. Llega al espectador solo si aparece en el programa de mano que se entrega junto con la entrada, o si lee una versión impresa de toda la obra.

Forman parte de ese texto secundario:

·         Título de la obra.

·         Drammatis personnae. Relación inicial de todos los personajes que intervienen. Aportan al lector información sobre edad, parentesco, nombre, relaciones entre ellos. Suelen aparecer por orden de importancia. En realidad, se trata de una acotación.   

·         Acotaciones (didascalias). Son orientaciones que intentan clarificar la comprensión de la obra, por lo cual, aunque aparezcan ante nuestros ojos cuando leemos una obra dramática (normalmente entre paréntesis o con letra cursiva), no pueden ser pronunciadas durante una representación, sino que el autor las incluye, bien para el lector, bien para el director de la puesta en escena.

Las acotaciones pueden ser de vario tipos:  

  1. Hacen referencia a la acción.
    Indican el lugar, la iluminación, el decorado, los sonidos o ruidos , pero
    también, la presencia de materiales expresivos diferentes del contenido y
    la forma de los parlamentos y elementos técnicos como sonidos, música,
    iluminación, objetos, cambios, etc. o cuestiones relacionadas con el
    espectáculo, por ejemplo, proyección de un audiovisual, audición de música
    antes de levantarse el telón, etc.
  1. Las referidas a los personajes.
    Informan sobre el vestuario, gestos, tono de voz, por dónde entran y salen
    los personajes, qué hacen, etc.  Se trata de aclaraciones que el
    autor de la obra dramática realiza sobre cómo debe ser el decorado, cómo
    se tienen que mover los personajes, qué gestos deben hacer... 
  1. La Información sobre la ficción.
    Acotaciones, con frecuencia, dirigidas más a un lector que no propias de
    un texto para ser representado: desde la localización espacial y temporal
    (macroespacio, siglo, año…) hasta acotaciones sobre la interioridad de los
    personajes. Ofrecen instrucciones sobre los aspectos no verbales de la
    puesta en escena. 


== C. Características del género dramático ==

La palabra dramático deriva de “drama” y este término procede de la palabra griega que significa 'hacer', por esa razón se asocia normalmente a la idea de acción. El adjetivo dramático es el nombre genérico de toda creación literaria en la que un artista llamado dramaturgo concibe y desarrolla un acontecimiento dentro de un espacio y tiempos determinados. Los hechos se refieren a personas o caracteres que simbolizan en forma concreta y directa un conflicto humano.

El mundo dramático se construye a partir de un doble eje organizador capaz de lograr su unidad específica. Este doble eje sobre el cual estructura el mundo dramático está compuesto por la ACCIÓN y el CONFLICTO, que constituyen los dos núcleos temáticos de toda obra dramática.

Las obras dramáticas tienen como eje central el desarrollo de un conflicto, es decir, una lucha entre dos fuerzas opuestas que luchan por alcanzar su objetivo. El conflicto adquiere el carácter de dramático al interior de la obra y puede referirse a diversos temas: amor, guerra, venganza, etc. Además, el conflicto puede ser consigo mismo (conflicto interno) o en relación con otra persona, la sociedad, el universo o la naturaleza.

El desarrollo del conflicto supone la realización de actos por parte de quienes encarnan las fuerzas que luchan (los personajes). Así, la acción dramática es la forma estructurada que supone la interacción entre los personajes y asegura el desarrollo y solución del conflicto.

1.- La acción dramática.- Editar

La acción es el conjunto de todos los hechos o sucesos que suceden en escena durante la representación, los cuales están relacionados con la actuación y con las situaciones que afectan a los personajes. Dicho de otro modo, la acción es el argumento que se desarrolla ante nuestros ojos cuando asistimos a una representación escénica.

La acción dramática se organiza a partir de una situación inicial conflictiva. La acción comienza con la exposición de una situación de equilibrio precario y de los elementos que atentan contra ese equilibrio. Progresa presentando la lucha de fuerzas en conflicto, para terminar con una nueva situación de equilibrio o desenlace. Se distingue una acción ascendente, aquella parte que abarca desde el comienzo hasta el clímax, y otra descendente, aquella que se extiende entre el clímax y el fin.

En torno al contenido de la acción dramática es posible distinguir los siguientes términos o conceptos asociados:

·         Intriga: entramado de los incidentes, serie de conflictos u obstáculos que se producen en el desarrollo de la acción y que los protagonistas han de superar para el logro de sus objetivos. Por ejemplo, en La vida es sueño, de Calderón de la Barca, hay dos intrigas paralelas que convergen al final: 1. Segismundo (puesta a prueba, fracaso, reclusión, liberación y conversión); 2. Rosaura (deshonra, búsqueda del ofensor, apelación a la venganza y recuperación del honor mediante el matrimonio con el ofensor –Astolfo–, por expresa voluntad de Segismundo).

·         Acontecimientos: unidad mínima de la intriga, puede incluir más de un incidente (suceso, hecho).

Por otra parte, en una obra dramática la acción suele organizarse en su estructura externa de la siguiente forma:

a) ACTOS (también denominados JORNADAS). La antigua tragedia griega no se dividía en actos, sino en episodios (de dos a seis) separados entre sí por las intervenciones del coro. A partir del teatro romano se generalizó la división en cinco actos, hasta que Lope de Vega (1562-1635) redujo la acción a tres actos, división que llega hasta hoy.

b) Si dentro de un acto se produce un cambio de espacio, entonces se ha producido un cambio de CUADRO, con lo que dentro de un acto puede haber distintos cuadros según los espacios que aparezcan.

c) Por otra parte, cada vez que un personaje sale de la escena, o bien cuando se incorpora uno nuevo, se produce una nueva ESCENA. Un acto constará de tantas escenas como entradas y salidas de personajes haya.

2.- El conflicto dramático.- Editar

Se entiende por conflicto toda situación de choque, desacuerdo, permanente oposición o lucha entre personas o cosas. El conflicto dramático viene definido por el enfrentamiento de dos fuerzas antagónicas, confrontación de dos o más personajes, visiones del mundo o actitudes ante una misma situación. Hay conflicto cuando a un sujeto (fuerza en pugna 1) que persigue un cierto objeto (causa o motivo general) se le opone en su empresa otro sujeto (fuerza en pugna 2).

Sigue las siguientes etapas:

  • Presentación del conflicto: primera parte del conflicto, en la
    cual se toma conciencia de la situación dramática. Consta de cuatro fases:
    la entrada del protagonista, su propósito, la mostración del obstáculo
    (antagonista) y, por último, el encuentro de las dos fuerzas.
  • Desarrollo del conflicto: corresponde a la serie de esfuerzos
    que realizan ambas fuerzas para superar a la antagonista. El término de
    esta fase de desarrollo del conflicto y de la acción dramática, está
    marcada por el clímax o
    crisis máxima, el momento de mayor tensión en el choque de fuerzas.

·         Desenlace dramático: se manifiesta a partir del clímax hasta el término de la obra, y consiste básicamente en la eliminación del obstáculo o la desaparición o anulación de la energía del protagonista. La eliminación del obstáculo (triunfo del protagonista) o la anulación de su energía (triunfo del antagonista), es un proceso que puede realizarse de un modo abrupto o gradual.

3.- Tensión dramática Editar

Es la reacción que se produce en el espectador ante los acontecimientos que están ocurriendo en la obra. Los autores buscan el interés del público mediante la inclusión de momentos culminantes al final de cada acto, lo cual contribuye a que se mantenga la atención hasta el desenlace. La tensión dramática pone en juego recursos como el avance rápido de la acción justo después de la presentación, de modo que se pone inmediatamente en marcha el conflicto; momentos que van retardando el desenlace, con lo que el interés aumenta, y el denominado anticlímax, cuando el conflicto que presenta la acción llega a un desenlace inesperado o no previsto.

4.- Espacialidad Editar

¿Dónde se realiza la acción? Por un lado en un espacio escénico y por otro en un espacio dramático. El primero es el espacio teatral, el escenario donde evolucionan los actores y en el que convencionalmente tiene lugar la representación. El segundo, es un espacio de ficción, donde el texto sitúa la acción de la obra dramática y que el espectador reconstruye con su imaginación. Se concreta y materializa en el espacio escénico. A la hora de escribir una obra teatral hay que concretar qué tipo de espacio vamos a elegir.

5.- Temporalidad Editar

No es fácil el tratamiento del tiempo en una obra dramática, ya que ésta se desarrolla ante los ojos del espectador y las posibilidades que ofrece una novela, por ejemplo, son prácticamente infinitas en comparación con una obra teatral.

Hemos de tener en cuenta que, por un lado, está el tiempo de la representación, es decir, lo que dura la obra teatral (dos o tres horas, habitualmente). En ese tiempo se debe desarrollar una acción determinada, que puede durar lo mismo que la representación, o más, con lo que los personajes deberán hacer referencia al tiempo que transcurre (prolepsis), denominado tiempo aludido. Así, hemos de diferenciar entre tiempo de la representación, tiempo de la acción y tiempo aludido. Finalmente, tenemos la época hace referencia al periodo histórico, al momento en que sucede la acción representada (Edad Media, siglo XXI, etc.).

Como hemos dicho arriba, las obras se suelen dividir en actos o jornadas. Normalmente, si se produce algún salto temporal, éste estará situado entre dos actos, y serán los personajes los encargados de informar, mediante sus palabras, del tiempo que ha transcurrido con respecto al acto anterior. Aristóteles, en el siglo IV a. C., estableció en su Poética unas sencillas técnicas que ayudaban a evitar los saltos espaciotemporales: se trata de la regla de las tres unidades, según la cual la acción de una obra dramática sólo se podrá desarrollar en un día (unidad de tiempo), en un único espacio (unidad de lugar) y con un solo hilo argumental, sin acciones secundarias (unidad de acción).

Lope de Vega rompe con estas reglas tan estrictas y el teatro del Romanticismo (XIX), siguiendo las directrices de Lope en su Arte nuevo de hacer comedias, consagrará la ruptura definitiva con la Poética de Aristóteles.

6.-  Los personajes dramáticos Editar

Un drama bien logrado requiere tanto de una acción atrayente como de buenos personajes. Los personajes de una obra dramática viven constantemente una situación que los incita a actuar con urgencia, situación que se origina de las relaciones que cada personaje tiene con los demás. A este conjunto de relaciones de tensión que mantienen entre sí los personajes y que los impulsa a actuar se le llama situación dramática. Cada situación dramática impulsa a los personajes a la acción.

El elemento fundamental de la situación dramática es el conflicto. El conflicto es representado de la siguiente forma: uno o más personajes quieren lograr algo y otro u otros personajes se oponen y tratan de impedirlo. En consecuencia, los personajes son los agentes de la acción, elementos fundamentales del mundo dramático.

1.   Tipos de personajes según su rol:

a)   Protagonista: es el centro de la acción, es el personaje principal. Encarna o representa a una de las fuerzas en conflicto dentro de la obra dramática. Alrededor de él se teje la historia. Es el que con mayor frecuencia aparece en la trama y sobre el cual recae el peso de la acción. Su tarea principal consiste en buscar la solución del conflicto para conseguir el objetivo o propósito que persigue con sus acciones. En síntesis, es el personaje más relevante de la obra dramática. Es el “bueno” de la historia dramatizada.

b)   Antagonista: es considerado también un personaje relevante dentro de la obra dramática. Encarna o representa a la otra fuerza en pugna, que se opone a la fuerza dramática del protagonista, vale decir, es el personaje opositor, ya que su propósito u objetivo fundamental es impedir que el protagonista llegue a concretar sus anhelos. Es considerado, por ende, el “malo” de la historia dramatizada.

c)   Secundario: es aquel que no representa una de las fuerzas en conflicto, sino que se suma con su fuerza a la del protagonista o a la del antagonista, es decir, su accionar está dirigido a respaldar a una de las fuerzas en conflicto. Debido a lo anterior, su participación es importante para el desenlace de la obra, esto es, la desaparición o la derrota de una de las fuerzas en lucha.

d)   Colectivo: es aquél que no se singulariza, sino que se le considera representante o portador de las características de un determinado grupo. Pese a ser una sola persona, representa a muchas otras.

e)   Alegórico: es un personaje que encarna un solo defecto o virtud. Por el procedimiento de la alegoría, se logra transponer ideas o entes abstractos en personajes dramáticos que poseen entidad propia, que hablan y actúan por sí mismos. Por lo tanto, estamos hablando de un personaje simbólico al que se le otorgan las características de las abstracciones que representa.

2.  Tipos de personajes según su evolución:

a)   Estáticos: invariables en sus rasgos, no evolucionan. Se comportan de una misma manera desde el comienzo al término de la obra.

b)   Dinámicos o evolutivos: varían, experimentan cambios conjuntamente con el desarrollo de la acción. Modifican su modo de ser.